miércoles, 19 de enero de 2011

LA BIODIVERSIDAD DE TABASCO

BIODIVERSIDAD

"La variabilidad de organismos vivos de cualquier fuente, incluidos, entre otras cosas, los ecosistemas terrestres y marinos y otros ecosistemas acuáticos y los complejos ecológicos de los que forman parte; comprende la diversidad dentro de cada especie, entre las especies y de los ecosistemas"

Biodiversidad (neologismo del
inglés Biodiversity, a su vez del griego βιο-, vida, y del latín diversĭtas, -ātis, variedad), también llamada diversidad biológica, es, según el Convenio Internacional sobre la Diversidad Biológica, el término por el que se hace referencia a la amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra y los patrones naturales que la conforman, resultado de miles de millones de años de evolución según procesos naturales y también de la influencia creciente de las actividades del ser humano. La biodiversidad comprende igualmente la variedad de ecosistemas y las diferencias genéticas dentro de cada especie que permiten la combinación de múltiples formas de vida, y cuyas mutuas interacciones y con el resto del entorno fundamentan el sustento de la vida sobre el planeta.



Definición

Si en el campo de la biología la biodiversidad se refiere al número de poblaciones de organismos y especies distintas, para los ecólogos el concepto incluye la diversidad de interacciones durables entre las especies y su ambiente inmediato o
biotopo, el ecosistema en que los organismos viven. En cada ecosistema, los organismos vivientes son parte de un todo actuando recíprocamente entre sí, pero también con el aire, el agua, y el suelo que los rodean.
Se distinguen habitualmente tres niveles en la biodiversidad
  • Genética o diversidad intraespecífica, consistente en la diversidad de versiones de los genes (alelos) y de su distribución, que a su vez es la base de las variaciones interindividuales (la variedad de los genotipos).
  • Específica, entendida como diversidad sistemática, consistente en la pluralidad de los sistemas genéticos o genomas que distinguen a las especies.
  • Ecosistémica, la diversidad de las comunidades biológicas (biocenosis) cuya suma integrada constituye la biosfera.
Hay que incluir también la diversidad interna de los ecosistemas, a la que se refiere tradicionalmente la expresión diversidad ecológica.


Tipos de biodiversidad

LA BIODIVERSIDAD

La biodiversidad se refiere a la variedad de especies de
plantas, animales y otras formas de vida presentes en el
Planeta. Esta biodiversidad comprende no tan solo los
diferentes biomas y ecosistemas que se dan en el Planeta,
sino también la variedad de especies presentes en los
mismos y la diversidad genética que existe entre los
miembros de cada especie. La preservación de esta
biodiversidad depende en gran medida de la conservación
de los hábitats en que cada una de estas especies lleva a
cabo sus procesos vitales. El hábitat
provee alimento y protección a las distintas especies. Cada
especie, a su vez, aporta al hábitat ya sea esparciendo
semillas, abonando el suelo con sus desechos, evitando el
crecimiento desmedido de otras especies, y protegiéndolo de la
entrada de depredadores que podrían eliminar alguna especie
esencial para el balance ecológico. Las especies de plantas y
animales se adaptan a su hábitat a tal grado que les sería
prácticamente imposible sobrevivir bajo condiciones diferentes
de temperatura, humedad, disponibilidad de alimentos,
especies depredadoras, y otras.

Diferentes tipos de biodiversidad
Podemos referirnos a tres tipos de biodiversidad: la diversidad genética, la
diversidad de especies y la diversidad de ecosistemas. A continuación se
explica cada una de ellas.


Diversidad genética - La diversidad genética se refiere a la variación en
expresión genética que existe para cada especie. Si tomamos el caso del ser
humano, veremos que el color de los ojos (una expresión
genética) tiene varias posibilidades entre las que se
encuentran distintas tonalidades de negro, marrón, verde, azul
y gris. Si solo permitimos que se reproduzcan aquellas
personas con ojos de color marrón, al cabo de algunas
generaciones habríamos perdido la diversidad genética que da
lugar a los demás colores de ojos. La diversidad genética es lo
que hace que algunas especies de plantas y animales sean
más resistentes que otras a temperaturas extremas, eventos de sequía,
cambios en la disponibilidad de alimentos, enfermedades y otros.
-2-
Derechos reservados © 2001 Lillian Bird y José Molinelli
Mientras mayor diversidad genética posea una especie, mayor será su
capacidad de adaptación a distintas condiciones. Por esto,
una especie que exhibe poca diversidad genética es más
vulnerable a la extinción. La domesticación de especies trae
consigo una disminución en la diversidad genética, ya que la
selección sistemática a través de los años de unas
características sobre otras hace que se pierdan variantes
genéticas. Medir la diversidad genética es un proceso muy
costoso. Por esto, los científicos prefieren medir la
biodiversidad en términos del número de especies.

Diversidad de especies - La diversidad de especies se refiere a la variación en
el número de especies presentes en una región. Un concepto importante
asociado al de la diversidad de especies es el de diversidad taxonómica. La
diversidad taxonómica considera no sólo el número de
especies distintas en una región, sino la variedad de
categorías taxonómicas representadas en estas especies.
Una región con tres especies distintas de árboles tendrá una
diversidad taxonómica menor que una región con una
especie de árbol, una especie de ave y una especie de
insecto. Esto es así porque las diferencias genéticas entre un
árbol, un ave y un insecto son mucho mayores que entre tres
árboles por distintos que sean. Por otra parte, si bien hay
más especies de animales terrestres que acuáticos, las
especies terrestres están más relacionadas entre sí que las especies acuáticas.
Por esto, la diversidad de vida en los ecosistemas marinos es mucho mayor que
la diversidad de vida en los ecosistemas terrestres.


Diversidad de ecosistemas - La diversidad de ecosistemas se refiere a la
variación en los tipos de hábitats de especies. La diversidad de ecosistemas es
difícil de medir, ya que los mismos no tienen fronteras específicas que dividan
unos de otros. El término ecosistema se refiere a una
comunidad de organismos que interactúan entre sí y con los
componentes físicos y químicos del ambiente en el que
habitan. Estos componentes físicos y químicos incluyen la luz
solar, la precipitación, los nutrientes presentes en el suelo, el
clima, la salinidad, y otros. Los ecosistemas son sistemas
abiertos que intercambian energía, nutrientes e incluso
organismos individuales (aves, insectos, semillas) con los alrededores. Por
esto, es muy difícil definir los límites físicos de un ecosistema.

BIODIVERSIDAD EN TABASCO

Se distinguen cinco ecosistemas principales, estrechamente relacionados con los tipos de clima presentes, así como con factores hidrológicos y el relieve. La selva se halla reducida a unas cuantas hectáreas en los municipios de la Sierra y a pequeñas extensiones en el sur y oriente del estado. La sabana cubre hoy extensas áreas del estado, en los municipios de la Chontalpa y los Ríos. Los pantanos se extienden por casi todo el estado, principalmente en la región homónima. El manglar se halla a lo largo de la costa con el Golfo de México y de los sistemas lagunarios importantes. Los ecosistemas acuáticos son abundantes y se encuentran en todo el estado.
Debido a sus características hidrológicas y climáticas, Tabasco se cuenta entre los estados con mayor
diversidad biológica del país. Asimismo, se distingue por un alto nivel de endemismo en las especies presentes.

Selva



Jaguar, especie típica de la selva tabasqueña.
En las zonas húmedas y altamente lluviosas, prevalece la
selva alta perennifolia, presentándose una enorme variedad de árboles maderables y de gran altura. Como es usual en los ecosistemas selváticos, en la selva tabasqueña se observa una estructura estratificada; el nivel más alto (de 35 a 50m de altura), está constituido por ejemplares altos de caoba, ceiba, cedro, ramón, palo tinto y el barí, que forman una densa cubierta superior, dominada en algunos lugares por el volador, que extiende sus racimos de flores sobre los doseles selváticos, dando a la superficie boscosa un aspecto colorido.
Por debajo de esta cubierta, se presenta un segundo nivel de árboles (de 20 a 40m de alto), compuesto por
higueras de tronco grueso, árbol del hule, palmas, real y de corozo
; estas últimas son muy características del estado.
El tercer nivel (7 a 15m de alto), se compone de árboles de sombra, como la
cordia, la salacia y el árbol del pan. El nivel más bajo lo conforman muchas variedades de helechos, aroideas y marantáceas (calathea
); dispersas al azar sobre el suelo húmedo; formando una capa muy densa y difícil de atravesar a pie.
En todos los estratos se pueden encontrar
plantas trepadoras y lianas, como bromeliáceas y bignoniáceas. Numerosas especies de orquídeas y hasta una cactácea (Epiphyllum strictum
) se encuentran en crecimientos epífitos en las selvas tabasqueñas.
La
fauna de la selva es notable por ser abundante; en Tabasco incluye especies de mamíferos como el jaguar, el ocelote, el mono araña, mono aullador o Saraguato, cerdo salvaje o Cochimonte; especies de reptiles, como la iguana verde, boa constrictor, gecos, lagartos, y varios tipos de serpientes; aves como el tucán, guacamayas, faisán; algunos batracios y gran cantidad de insectos y otros invertebrados
.
La selva alta solía cubrir casi la totalidad del estado, pero su superficie se ha visto drásticamente reducida y hoy en día queda menos del 10% de la superficie original cubierta por este ecosistema, que cubría, aproximadamente, un millón de
hectáreas. Las causas principales de este fenómeno son la tala y la quema de los árboles para uso agrícola y pecuario; así como la sobreexplotación de las especies maderables.

Sabana

La sabana tropical se presenta en las zonas de clima semihúmedo, en los llanos orientales y en terrenos dedicados a la ganadería; la mayor parte de estas tierras presenta un relieve muy plano, donde se extienden grandes campos cubiertos por herbáceas y gramíneas, con poca vegetación arbórea dispersa; la flora incluye especies como el macuilí, el guayacán, la ceiba, varias especies de palmeras, la pimienta tabasqueña o gorda, caña de azúcar, bambú, entre otros.
Los animales característicos de la sabana incluyen
venados, zarigüeyas, zorros; este ecosistema presenta una estrecha relación con el de la selva, por lo que la fauna de ambos presenta grandes similitudes, diferenciándose tan sólo por la abundancia de individuos, que se concentran más en las zonas de colindancia.

Pantano



Pejelagarto, especie emblemática de Tabasco.
Las zonas pantanosas
se extienden alrededor de los principales cauces y de otros cuerpos de agua permanentes; en suelos con drenaje deficiente y poco o ningún declive; prolifera la vegetación hidrófita, según cuyo tipo se diferencia este complejo ecosistema: el popal constituye casi tres cuartas partes de la superficie pantanosa, lo integran hierbas altas, como la hoja de tó, juncales altos, cola de gato, jacintos, lirios acuáticos, sargazos, entre otros.
El
mucal es un arbusto trepador leguminoso que le da nombre a otro tipo de pantano: la mucalería, que incluye, además, otros arbustos, como el pucté, el jahuacte, el anonillo y una gran cantidas de especies que sería imposible enumerar. En conjunto, en los pantanos tabasqueños, se han identificado alrededor de 260 especies vegetales; gran parte de las cuales es endémica
, éstas pertenecen a 89 familias botánicas.
La fauna de los pantanos es también muy abundante; predomina la
fauna acuática y anfibia, con especies de peces, como la mojarra, el bagre y el pejelagarto, símbolo de la fauna endémica de Tabasco; hay una gran variedad de reptiles; entre los que destacan los quelonios con especies locales como el pochitoque, la hicotea, guao y tres lomos; los cocodrilos y lagartos
y gran variedad de serpientes.
Entre los mamíferos destaca el
manatí, que actualmente se halla amenazado, la nutria y algunas especies propias de la sabana, como el venado; entre las aves, se distinguen las aves de percha (garzas, garcetas, etc.), aves acuáticas (Anseriformes como pijijes) y algunas migratorias, como patos, gansos, zarcetas y trullos. Finalmente, entre los invertebrados, se cuenta una gran cantidad de moluscos de agua dulce y de insectos, que conforman, por mucho, el grupo animal más numeroso de los pantanos.

Manglar



El manglar localiza en las zonas costeras, alrededor de las lagunas y esteros, y en las orillas de los ríos en los lugares cercanos a su desembocadura. Este ecosistema presenta poca diversidad en cuanto a su vegetación pues se desarrolla en lugares con agua salada y sólo subsisten las especies adaptadas a este medio, como el mangle en sus variedades roja y blanca, algas y algunas hierbas resistentes.
En cuanto a la fauna, destacan las
aves de percha y marinas, como la garza, el pájaro carpintero, gaviotas, pelícanos y otras aves pescadoras que anidan en las ramas del mangle. Los peces utilizan las raíces sumergidas del manglar como refugio de los depredadores; también abundan invertebrados como los cangrejos, camarones y los erizos de mar. Existen además numerosas especies de serpientes, ranas e insectos.

 

FLORA Y FAUNA DE TABASCO


 

La Iguana, una de las especies existentes en Tabasco.
 El Pejelagarto, la especie más emblemática de Tabasco y considerado un "fósil viviente" y especie sagrada para las culturas prehispánicas.

 

Fauna


En Tabasco, existen varios ecosistemas en los que habitan una gran cantidad de especies entre aves, mamíferos y reptiles. Así, en la selva lluviosa que se ubica en la parte sur del estado, se encuentran tucanes, guacamayas, papagayos, quetzales, colibríes, loros y pavo de monte; insectos que pertenecen a esta asociación son abejas, avispas, mariposas y hormigas; entre los reptiles están lagarto, iguana y el garrobo, así como serpientes: boa, nauyaca y corales de varias clases. El número de mamíferos ha disminuido debido principalmente a la tala o bosques, aunque se pueden encontrar con difiultad jaguar, mono zaraguato y ocelote.[34]
En el acahual que domina la parte central del estado, encontramos venado cola blanca, ardillas, conejos, palomas, chachalacas y pavo ocelado, mono araña, mapache, armadillo, jabalí y puerco espín.[35] Mientras que en la zona pantanosa ubucada en el centro y norte del estado, habitan especies de cocodrilos, pejelagarto, tortugas, hicoteas, pochitoques, guaos, chiquiguaos; también hay ranas, salamandras, sapos, y, desde luego, un gran número de aves y pájaros, como pijijes, pato, garza blanca y garza negra[36]
Finalmente, en la zona costera del norte del estado, habitan gaviotas, pelicanos, cangrejos, ostiónes, almejas y diversos peces como mojarra, robalo y pámpano[37]

 

 

Flora


La selva tropical lluviosa que cubría originalmente gran parte del estado, ha sido eliminada casi por completo, quedando reductos en la zona sur del estado, ahí encontramos varios tipos de vegetación como: caoba, cedro, macayo, palma real, corozo, jobo, macuilís, ceiba, laurel, sauce, samán, pitche, tatuán, framboyan, árbol de hule, tinto, barí, árbol de pan y salacia.[38]


El Samán, un árbol representativo de la selva lluviosa de Tabasco.
En la sabana tropical ubicada en la parte central del estado, existen diversos árboles y arbustos como: la palma redonda, guano largo, jahuacte, caña de azúcar, anona, bambú, árbol de papel lija, cocoyol, palma fasiste y palma brahea dulcís, encino, chakté, nance, extensos pastizales, bejucos y enredaderas.[39] Mientras que en la selva mediana y baja que se extiende del centro hacia el norte del estado y que se extiende por toda la costa, existen: cocotero, macuilís, macayo, palo mulato, palma real, guácimo, ceiba, acacia, pimienta de Tabasco, sichi, tintal, pitche, cocohite y barí.[40]
Finalmente, en la a lo largo de las playas arenosas de Tabasco, existe una zona angosta de asociaciones de plantas bajas. En estas franjas de terreno arenoso, que han sido construidas precisamente por la concentración de sal depositada por el viento y las olas del mar, podemos encontrar la uva de playa, el icaco, el amaranto, don Diego de día, la majagua, mangle, el sivil, plátano de occidente, la crucetilla y juncos.[41]


 ESPECIES
¿Cuántas especies existen?
Se estima que existe un total de 10 millones de especies en el Planeta. Estas
especies incluyen animales, plantas y una gran variedad de microorganismos.
De estas 10 millones de especies, 1.4 millones ya han sido han debidamente
identificados por los científicos, y los restantes 8.6 millones permanecen aún sin
identificar. Al destruir un hábitat, por lo tanto, el ser humano no solo está
eliminando especies conocidas, sino que también destruye especies que aún no
han sido identificadas y que podrían ser la solución a muchos de los males que
aquejan a la humanidad.







¿Dónde se encuentran esas especies?
Las especies se encuentran diseminadas a través de los distintos biomas
terrestres y acuáticos del Planeta. Los biomas son regiones de la Tierra que se
caracterizan por presentar condiciones ambientales particulares en cuanto a su
clima, topografía y suelo, y donde las especies de plantas y animales presentan
características muy similares entre sí. Algunos de los biomas terrestres son el
bosque tropical, el bosque deciduo, el bosque boreal o taiga, el
desierto, la sabana y la tundra. Cada bioma terrestre se
desarrolla bajo condiciones distintas de latitud, altura,
temperatura, luz solar, humedad y promedio de precipitación
anual. También existen biomas acuáticos, entre los que se
encuentran los sistemas ribereños (ríos) y lacustres (lagos), los
arrecifes de coral, los manglares, los estuarios, la zona pelágica
y la zona abisal (el fondo del mar). Las especies que habitan en un bioma son
diferentes a las de los demás, ya que están adaptadas a las
condiciones específicas de ese ambiente en particular. Los
biomas que muestran mayor biodiversidad son los manglares
y arrecifes coralinos, y los bosques tropicales. Todos ellos
se encuentran en latitudes cercanas al ecuador, y sirven de
hábitat para decenas de miles de especies distintas.
¿Cuántas especies puede sostener un hábitat?
La relación entre las especies y el ambiente de un hábitat es una sumamente
estrecha. La extensión territorial de un hábitat, así como la diversidad y
cantidad relativa de especies que en él habita, determinan la capacidad de
-4-
Derechos reservados © 2001 Lillian Bird y José Molinelli
acarreo del mismo. La capacidad de acarreo se refiere al
tamaño de la población que puede subsistir de forma
indefinida en un hábitat dado sin agotar o dañar los recursos
del mismo. De excederse la capacidad de acarreo de un
hábitat, algunas de las especies que en él habitan
comenzarán a morir por falta de recursos.
¿Qué hacen las especies para no exceder la capacidad de
acarreo de su hábitat?
En la naturaleza, las especies se ajustan a la capacidad de acarreo de su
hábitat mediante diversos mecanismos. Estos mecanismos incluyen la
territorialidad, las estrategias de reproducción y la jerarquía de dominación. A
continuación se explica cada una de ellas.


La territorialidad - Los individuos y grupos de una especie defienden su
territorio porque su vida y la de sus crías depende de la disponibilidad de los
recursos que hay en el mismo. La extensión territorial del área defendida será
aquélla que provea la cantidad adecuada de alimentos necesarios para la
subsistencia del grupo. En lugares donde la densidad y el valor nutricional de
las especies que sirven de alimento son altos, los territorios
tienen una extensión más reducida. Este es el caso de los
arrecifes de coral, que proveen los nutrientes para decenas de
miles de especies en un área bastante reducida. Por el
contrario, en aquellos lugares donde la densidad y el valor
nutricional de las especies que sirven de alimento son bajos,
como es el caso de las sabana africana, el área territorial a ser defendida por
las especies que de ella dependen es sumamente extensa. Por lo general, son
los machos de la especie los que se dedican a la defensa del territorio, ya que
las hembras deben dedicar toda su energía al proceso de reproducción,
alimentación y crianza de los más pequeños.
La territorialidad, o defensa del territorio, limita el que se exceda la capacidad de
acarreo de un hábitat mediante dos mecanismos: 1) evita que individuos de
otros grupos invadan el hábitat y compitan por los recursos presentes en el
mismo; 2) mantiene a los machos alejados de las hembras durante gran parte
del tiempo, limitando así la frecuencia y el número de nacimientos de nuevos
individuos y, por lo tanto, la presión sobre los recursos alimentarios disponibles.
-5-
Derechos reservados © 2001 Lillian Bird y José Molinelli
Las estrategias de reproducción - Los científicos han identificado dos
estrategias distintas para la reproducción de especies. Algunos organismos
utilizan lo que se define como la estrategia r, y otros la estrategia K, donde las
letras r y K provienen de los símbolos utilizados para representar la rapidez de
reproducción (r), y la capacidad de acarreo (K).
Los organismos que se reproducen mediante la estrategia r son organismos
pequeños que alcanzan la madurez en poco tiempo, tienen períodos de vida
cortos, tienen crías numerosas (muchas de los cuales no logran llegar a
la adultez), dedican poca o ninguna energía a la crianza de los más
jóvenes de la especie, no cuentan con mecanismos para limitar su
reproducción a la capacidad de acarreo de su hábitat, y tienden a ser
oportunistas invadiendo nuevas áreas y adaptándose a las mismas con
facilidad. En este grupo se encuentran la mayoría de los insectos, las
plantas que se reproducen por esporas, las tortugas, los sapos y los
conejos. La población de estas especies consideradas estrategas r
depende mayormente de la rapidez con que se reproducen, y no de la
capacidad de acarreo del hábitat. Las mismas sirven por lo general de fuente
de alimento para las especies consideradas como estrategas K.
Los estrategas K, por otra parte, son más grandes, maduran muy lentamente,
tienden a vivir por un período de tiempo mayor, sus crías son más resistentes a
enfermedades, tienen crías poco numerosas, dedican tiempo y energía a la
crianza de los más pequeños, poseen mecanismos para limitar su reproducción
y ajustarla a la capacidad de acarreo de su hábitat, y se mantienen en un
hábitat en particular sin invadir los de otras especies. Por su estrecha
dependencia en el hábitat, y su poca facilidad para
adaptarse a nuevas situaciones, las especies en peligro de
extinción son por lo general estrategas K. Por el número
bajo de especies y la lentitud de su reproducción, los
estrategas K rara vez sirven de fuente principal de alimento
para otras especies bajo condiciones naturales. Entre los
estrategas K se encuentra la mayor parte de los mamíferos,
como los elefantes, el ganado y los seres humanos.
Ambos tipos de especies tienen controles que limitan el número de individuos
presentes en un hábitat. Los estrategas K se reproducen lentamente, lo que de
por sí limita el número de individuos en el hábitat. Los estrategas r se
reproducen con rapidez, pero pocos llegan a la adultez y muchos de los que
llegan son depredados por los estrategas K, lo que también limita su número.
-6-
Derechos reservados © 2001 Lillian Bird y José Molinelli
La jerarquía de dominación - Un gran número de especies establece una
jerarquía de dominación como un método efectivo para reducir los conflictos en
grupos sociales de una misma especie. Esta jerarquía
es evidente en las abejas, las aves, los perros, los
caballos, los lobos, e incluso en los seres humanos.
Luego de competir por el poder y de definirse la
jerarquía de liderato dentro del grupo, los individuos de
una especie acatan las órdenes del más fuerte y
ceden su espacio a aquéllos de mayor jerarquía. Esto
hace que de reducirse la capacidad de acarreo de un hábitat en un momento
dado, los líderes del grupo sean los que subsistan y se reproduzcan,
asegurando así que la especie y la diversidad genética del más fuerte pase de
generación en generación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada